Skip to main content

Prevención de Abuso Sexual en la Iglesia

Saprea > Blog > todos los blogs >Prevención de Abuso Sexual en la Iglesia

COMPARTE EN:

Prevención de Abuso Sexual en la Iglesia

5650:full
La fe y la práctica religiosa son una parte central de la vida de muchas personas. La participación en una iglesia o comunidad de fe es una experiencia enriquecedora que puede brindar innumerables beneficios 1, como un mayor sentido de comunidad, un mayor acceso a servicios sociales y oportunidades significativas para apoyar a los demás. 2 Sin embargo, las comunidades religiosas o de fe -como cualquier otra comunidad- no están libres de peligros. Lamentablemente, los niños que participan en ellas corren el riesgo de ser abusados sexualmente en un entorno religioso o por parte de un líder religioso, una situación que se engloba en el concepto de abuso sexual infantil institucional. 3 Los niños que sufren este tipo de abuso suelen ser víctimas del agresor durante períodos más largos y sufren efectos devastadores. Estos efectos no sólo afectan al niño, sino que las consecuencias del abuso pueden extenderse a los demás miembros de la comunidad. 4 He sido testigo de casos trágicos en los que los abusos sexuales han devastado a una persona, interfiriendo en su espiritualidad y comprometiendo su convicción religiosa. He visto a líderes religiosos y mentores utilizar su autoridad e influencia para abusar de los jóvenes que se les han confiado. Me siento apenada con mi comunidad religiosa cuando el abuso ha fracturado nuestra sensación de seguridad y paz. He soportado las consecuencias emocionales de la erosión de la confianza cuando los casos de abuso sexual violaron la confianza colectiva de congregaciones enteras. Tanto los líderes religiosos como los miembros de las comunidades religiosas comparten la responsabilidad de proteger a los niños y jóvenes a los que sirven, especialmente contra el abuso sexual. Al examinar algunas de las condiciones que pueden permitir el abuso, y las formas de reducir el riesgo de que ocurran, espero que tanto los líderes como los miembros se sientan inspirados para actuar.

La Dinámica de Poder Presente en la Iglesia 

En mi experiencia como líder eclesiástico durante más de dos décadas, he observado la relación simbiótica entre los líderes religiosos y las personas a las que sirven. Los líderes ofrecen orientación, inspiración, validación, refuerzan el sentido de propósito e identidad, y coordinan las oportunidades para que otros se involucren en una comunidad. Los feligreses y los participantes religiosos, a su vez, invierten tiempo valioso, atención, recursos, confianza, y pueden cultivar un sentimiento de dependencia de los líderes religiosos/eclesiásticos.

Debido a la naturaleza de su trabajo, el clero, los líderes, los maestros y los mentores de los entornos religiosos suelen encontrarse con personas en algunos de sus momentos más vulnerables. Los miembros pueden estar en busca de ayuda para sus necesidades físicas, emocionales, sociales, educativas y espirituales.

Al igual que en muchos otros entornos, la dinámica de poder presente en una iglesia o grupo religioso puede ser aprovechada para explotar a las personas vulnerables, especialmente a los niños y los jóvenes. Las estructuras de poder que están diseñadas para servir y elevar pueden ser mal utilizadas por individuos que se aprovechan de la confianza depositada en ellas. Estas dinámicas pueden atrapar a las víctimas en situaciones de abuso, limitar las oportunidades para que las revelen y, en algunos casos, debilitar la probabilidad de una respuesta adecuada cuando ocurren esas denuncias. 4

Las dinámicas de poder malsanas incluyen

  • Que los líderes religiosos descarten las preocupaciones en lugar de abordarlas adecuadamente.
  • Animar a las víctimas a mantener el secreto en lugar de denunciar el abuso.
  • No aplicar los procedimientos de seguridad, o no comunicar adecuadamente dichos procedimientos que salvaguardan a las poblaciones vulnerables.
  • Priorizar sistemáticamente los deseos de un individuo sobre las necesidades de los demás.

Debido al poder y al estatus que tienen los líderes de la iglesia, es probable que los congregantes se sometan a las opiniones y enseñanzas de esos líderes. También es más probable que se sujeten a las peticiones e instrucciones de un líder. Esta deferencia se refuerza en los casos en que las personas que se sujetan reciben mayor influencia, privilegio o mayor reputación dentro de una comunidad religiosa.

Los abusadores pueden aprovechar esta dinámica dentro de las instituciones religiosas para encubrir sus acciones o engañar a quienes victimizan. Los jóvenes víctimas de abuso sexual que están dispuestos a hablar pueden ser descartados por otras personas utilizando la falacia de que esas acusaciones no sólo están desafiando al líder; están desafiando a un "poder superior" divino o a toda la comunidad religiosa a la que pertenecen.

Sobrevivientes de abuso sexual infantil en entornos religiosos a menudo se ven arrastrados a la confusa posición de intentar separar las cosas edificantes que experimentan en su comunidad religiosa y el abuso que sufren. Se preguntan: "¿Por qué esta persona o grupo que representa tanto bien puede hacer algo así?"

Trágicamente, los sobrevivientes suelen llegar a la conclusión de que su propio comportamiento es el culpable del abuso, o que su fe personal no es lo suficientemente fuerte como para dar sentido a lo que han vivido.

Puntos Clave 

Los líderes y miembros de la iglesia pueden reconocer la dinámica de poder presente en su comunidad. Es importante que presten atención a las situaciones en las que los individuos tienen acceso e influencia sobre los niños o los jóvenes. Los participantes religiosos pueden comprobar las dinámicas de poder malsanas estableciendo límitesen torno a los tipos de interacciones que ocurren, y supervisando las interacciones con controles ocasionales. Esta atención puede ayudar a los niños a establecer relaciones sanas y enriquecedoras con los líderes de confianza, al tiempo que los protege de los adultos con motivos egoístas.5

Image
Nota: Si tú o alguien que conoces está sufriendo un abuso sexual, tómate un momento para revisar nuestra lista de recursos para obtener más ayuda y orientación sobre cómo acceder a un apoyo inmediato.

Por qué debe exigirse la verificación de antecedentes a los líderes eclesiásticos  

Otra forma en que los padres pueden obtener más información sobre las personas que trabajan en puestos relacionados con niños y jóvenes es preguntar a los líderes de la iglesia qué proceso siguieron para investigar a la persona. Estos procesos son muy importantes para reducir el riesgo de abusos. Por ejemplo, mi congregación tiene una política que exige la aprobación general de todos los miembros antes de que cualquier persona seglar acepte un puesto que interactúe habitualmente con menores. Además, cuando un individuo es nuevo en nuestra congregación, alguien de nuestro liderazgo se pondrá en contacto con la congregación anterior de esa persona para comprobar si hay alguna preocupación antes de que se le pida que ayude con grupos o clases de jóvenes.

Para los puestos profesionales en los que las personas rotan por varias congregaciones como parte de su progresión laboral, los dirigentes de la iglesia pueden exigir, con buen criterio, una verificación formal de sus antecedentes, incluida una búsqueda de antecedentes penales en la Oficina de Identificación de Delincuentes (BCI por sus siglas en inglés). Es aconsejable que los comités exploratorios de contratación se tomen el tiempo necesario para entrevistar a otras personas que hayan interactuado con un candidato y preguntar específicamente si ha habido alguna vez alguna preocupación por mala conducta.

Al examinar a los candidatos, los líderes de la iglesia deben:

  • Verificar el historial laboral y de voluntariado del candidato. ¿Han completado la formación de seguridad sobre cómo prevenir el abuso sexual y cómo responder cuando ocurre? ¿Están dispuestos a seguir actualizando su formación o sus certificados de seguridad?
  • Pedir varias referencias y hacer un seguimiento específico de cualquier sospecha de mala conducta que afecte a niños o jóvenes.
  • Considerar la posibilidad de recurrir a un proveedor formal de verificación de antecedentes.

Recuerda que, aunque la verificación de antecedentes es una parte importante de la investigación de personas, sólo es una parte del proceso. Las verificaciones de antecedentes deben combinarse con entrevistas exhaustivas y verificaciones de referencias. La voluntad de una persona de completar una formación periódica, cumplir las intervenciones de seguridad y seguir los procesos de información adecuados puede ser una buena señal de fiabilidad.

Puntos Clave 

Los padres deben preguntar cómo se investiga a los líderes de la iglesia y a otros adultos antes de que empiecen a trabajar con niños. Tanto si estos adultos son clérigos profesionales, maestros, personal o incluso voluntarios, los padres deben esperar y comprobar que las personas que trabajan con sus hijos tienen la formación adecuada y se comprometen a seguir los protocolos de seguridad y denuncia. Los líderes religiosos deben animar a los padres a hablar si alguna vez les preocupan las interacciones entre un mentor juvenil y los niños con los que trabaja.

Si eres un líder religioso y quieres más información sobre los estatutos de denuncia en Estados Unidos, visita https://www.childwelfare.gov/pubpdfs/clergymandated.pdf.

Fomenta la comunicación abierta con tus hijos 

Es natural que un joven o un niño busque pertenencia y aceptación. Los jóvenes pueden suponer que los líderes de la iglesia y los mentores de su fe tienen experiencias o conocimientos valiosos que ofrecer, lo que puede motivarles a someterse a los líderes adultos, e incluso a respetar las peticiones de confidencialidad. Por tanto, es importante que todos comprendan -especialmente los jóvenes y niños- qué formas puede adoptar el abuso, y que hablen y pidan ayuda si alguien -clero, maestros o incluso compañeros mayores- del entorno religioso se comporta de un modo que hace que un joven se sienta incómodo. A medida que los jóvenes comprenden las diversas formas que pueden adoptar los comportamientos sexualmente abusivos y cómo son los comportamientos de grooming, tienen más poder para desafiar o evitar las dinámicas de poder malsanas.

Los padres deben procurar mantener conversaciones periódicas con sus hijos sobre sus experiencias en la iglesia. Pueden preguntarles cómo son sus interacciones con sus líderes dentro de esos entornos. Pueden preguntar cómo tratan a otros niños o jóvenes. Durante cualquiera de esas conversaciones, si un niño comparte información que preocupante, los padres querrán tratar de mantener abiertos los canales de comunicación con el niño, lo que refuerza la importancia de responder al niño en lugar de reaccionar impulsivamente. Sin embargo, los padres no deben dudar en expresar sus preocupaciones a otras personas.

Cuando los niños informen de interacciones positivas con otras personas en un entorno religioso, celébralo. Pero no deseches la oportunidad de discutir el potencial de abuso y lo que hay que tener en cuenta.

Enseña a los jóvenes que el abuso sexual puede incluir:

  • Cualquier actividad sexual entre un niño y un adulto. Cualquier actividad sexual entre un niño y otro niño significativamente mayor.
  • Atención no deseada o petición de favores sexuales.
  • Comunicaciones o interacciones animan a un niño a esconderlo/ocultarlo de sus padres.

BENEFICIOS ADICIONALES DE LA COMUNICACIÓN ENTRE PADRES E HIJOS 

Mantener abiertas las líneas de comunicación con tus hijos les da un espacio para compartir contigo información sobre lo que sucede en la iglesia y les da un ejemplo de cómo pueden comunicarse con los demás cuando se encuentren con situaciones inseguras.

Facilita a tus hijos las palabras y respuestas que pueden utilizar para expresarse:

  • "Esta situación no me parece correcta".
  • "Me sentiría más cómodo con otro adulto".
  • "Dame un momento para consultarlo con mis padres".
  • "En nuestra fe enseñamos... pero lo que está ocurriendo no concuerda...".

Mantener conversaciones regulares con adolescentes y niños les da más oportunidades de aprender de ti pautas de comunicación que pueden utilizar para dar señales de preocupación cuando se sientan inseguros.

Puntos Clave 

Los padres pueden reducir el riesgo de abuso sexual fomentando una comunicación abierta con sus hijos y discutiendo específicamente cómo pueden ser las interacciones abusivas.

Evitar el exceso de tiempo/contacto 

Una de las formas más sencillas de reducir el riesgo de abuso sexual infantil en un entorno religioso es reducir al mínimo el tiempo que los adultos pasan con un niño, sobre todo en situaciones de 1-1.

Un niño puede beneficiarse de una relación enriquecedora con cualquier adulto de confianza, especialmente cuando esas interacciones giran en torno a un objetivo claro y se supervisan con frecuencia. Considera el beneficio de un adolescente que interactúa con un pastor de jóvenes y recibe orientación sobre cómo organizar un importante proyecto de voluntariado, o un tutor de bar mitzvah que ayuda a un joven a familiarizarse con el lenguaje de importantes textos religiosos. Estas oportunidades pueden dar a los jóvenes un sentimiento de pertenencia muy beneficioso para su bienestar y su fe.

Sin embargo, el riesgo de abuso se multiplica cuando hay tiempo no estructurado o excesivo entre los líderes y los niños, sobre todo en un entorno sin supervisión. El tiempo no estructurado puede dar lugar a interacciones que son, en el mejor de los casos, oportunidades para interacciones excesivamente casuales o, en el peor de los casos, en beneficio propio de una persona sin que el beneficio del menor sea la prioridad.

Una situación de alto riesgo, pero que a menudo se pasa por alto, es la comunicación que se lleva a cabo en línea o a través de dispositivos móviles, que puede convertirse rápidamente en un escenario 1-1. Los patrones de comunicación 1-1 entre adultos y niños deberían ser una señal de alarma para todos los jóvenes y sus padres. Visita los recursos de Saprea para saber cómo puedes fomentar la seguridad durante las actividades en línea de tus hijos.

Puntos Clave

Los padres pueden reducir el riesgo de abuso sexual fomentando una Los padres pueden reducir el riesgo de abuso sexual limitando el tiempo que los adultos pasan con sus hijos en entornos sin supervisión y controlando las comunicaciones que sus hijos mantienen con los adultos en la iglesia.

Conclusión

Mi vida se ha enriquecido enormemente gracias a la participación en la iglesia y a las interacciones con otras personas de fe. Incluso de niño y adolescente, estos hitos fueron importantes piezas fundamentales que ayudaron a establecer mis convicciones religiosas y mejoraron muchas otras áreas de mi desarrollo personal. Creo firmemente que cada paso que demos para preservar la seguridad y el bienestar de nuestros niños y jóvenes mientras participan en entornos religiosos dará importantes frutos.

Reconocer la dinámica de poder presente en los entornos religiosos, investigar a los líderes que trabajan con jóvenes, empoderar a los niños mediante la comunicación y supervisión de las interacciones entre adultos y niños son inversiones que podemos hacer para fomentar la fe y la seguridad.

Sobre el autor/a

Image

Brian Walker

Estratega de Investigación y Desarrollo de Programas
Brian es Estratega de Investigación y Desarrollo de Programas en Saprea. Brian pasó más de una década de su carrera enseñando estudios sociales en secundaria y desempeñando funciones administrativas en un centro residencial de tratamiento para chicos adolescentes que luchaban contra la ansiedad, la depresión, los traumas y los problemas de aprendizaje. Ha observado directamente los efectos del trauma y el abuso, así como la sanación que puede ocurrir tanto a las personas como a las familias. Además de sus responsabilidades a tiempo completo, Brian ha trabajado como evaluador de acreditación para escuelas y como entrenador de postratamiento para clientes y familias que salen de un tratamiento intensivo de salud mental. Brian ha disfrutado presentándose regularmente en conferencias académicas, profesionales y de liderazgo religioso. Tiene una Licenciatura en Letras en enseñanza de historia de la Universidad Brigham Young. Puedes encontrar a Brian a menudo recorriendo los senderos de montaña de Utah en busca de iluminación espiritual y oportunidades fotográficas, o probando una nueva receta en su ambiciosa pero poco surtida cocina.

Cómo afrontar la temporada festiva como sobreviviente

Saprea > Blog > todos los blogs >Cómo afrontar la temporada festiva como sobreviviente

COMPARTE EN:

Cómo afrontar la temporada festiva como sobreviviente

6776:full

La temporada festiva puede ser difícil

Las luces brillantes y el olor a pino. Las bufandas suaves y la comida caliente. La música y las risas. El ambiente de la temporada festiva puede ser divertido y emocionante. Sin embargo, a veces la temporada festiva puede presentar emociones abrumadoras y momentos detonantes. Las fiestas y las reuniones familiares pueden ser difíciles para cualquiera, pero para sobrevivientes de abuso sexual infantil pueden ser aún más difíciles, especialmente si tu familia está vinculada a tu abuso de alguna manera. Puede ser que no te hayan creído, que no lo hayan impedido, que no te apoyen para conseguir ayuda, o que la persona que perpetró el abuso esté en tu familia. Para algunos sobrevivientes, las fiestas de la temporada representan la aterradora posibilidad de estar en la misma habitación que la persona que abusó de ellos.

Así que, como sobreviviente, ¿cómo puedes afrontar la temporada festiva? O, si eres alguien que quiere y apoya a una sobreviviente, ¿qué puedes hacer para que la experiencia sea menos estresante para ella? Tanto si eres sobreviviente como si eres alguien que le brinda apoyo, a continuación encontrarás herramientas que pueden ayudarte a atravesar esta época del año con seguridad y, con suerte, a sentir más paz y menos temor que en el pasado.

Si eres sobreviviente, sigue leyendo; todo lo que necesitas está abajo. Si eres alguien que apoya a una sobreviviente, aquí tenemos sugerencias adaptadas específicamente a ti que pueden ayudarte a comprender las formas en que puedes proporcionarle ánimo y seguridad a la sobreviviente que te importa.

Cómo afrontar la temporada festiva: Consejos para sobrevivientes

Cuando decidas qué herramientas añadir a tu kit de supervivencia para la temporada festiva, confía en tu intuición. Si algo te parece correcto, pruébalo. Si algo te parece que no es para ti, no pasa nada. Simplemente puedes pasar a la siguiente cosa. Algunas cosas pueden resultar más fáciles si las "practicas" antes de una situación potencialmente detonante, especialmente las técnicas de conexión, que son técnicas que pueden ayudarte a centrarte y permanecer en el momento presente. Por ejemplo, cuando aprendiste a atarte los zapatos por primera vez, probablemente te llevó mucho tiempo y concentración; ahora probablemente puedas atártelos sin siquiera mirar. Puede que te cueste mucha energía las primeras veces que trates una nueva técnica (incluso pidiendo ayuda), pero mejorarás tu habilidad cuanto más a menudo lo hagas. Cuanto más hayas practicado una técnica, más eficaz será en los momentos de apuro.

PLANIFICA CON ANTELACIÓN

Una de las mejores cosas que puedes hacer por ti antes de cualquier evento, fiesta o reunión es planificar con antelación. Hemos tratado facilitarte las cosas creando la guía que aparece a continuación. Te guiaremos paso a paso por cada parte de este recurso para que puedas sacarle el máximo beneficio.

Identifica a las personas que pueden ayudar

Hay varias formas de gestionar los detonantes, pero algo que puede ser especialmente útil en una fiesta o reunión es identificar a una persona o grupo de personas que sean seguras y te apoyen. Puede ser alguien que asista al mismo evento, como un familiar o un amigo. También puede ser alguien a quien puedas llamar o enviar un mensaje de texto, como un terapeuta, si las cosas empiezan a parecer abrumadoras. Ponte en contacto con quienes te apoyan antes del acontecimiento y hazles saber que podrías necesitarlos en ese evento o durante ese día y hora.

Piensa en lo que vas a necesitar de quien te apoya

Cuando te pongas en contacto con quienes te apoyan para hacerles saber que podrías necesitar su ayuda, puede ser una buena idea hacerles saber algunas cosas que crees que serán útiles. Esto permitirá que ambos sepan cuáles son sus expectativas. Por ejemplo, si sólo quieres que alguien te escuche, es importante que se lo hagas saber a esa persona, pues de lo contrario podría intentar arreglar el problema y hacerte sentir peor. También puedes pedirle que te recuerde una técnica de conexión que te haya resultado eficaz, o pedirle que te dé una excusa para marcharte antes si lo necesitas.

Planifica una respuesta a cualquier pregunta relacionada con el abuso sexual

Cuando el movimiento #MeToo comenzó en 2017, abrió un espacio para que las sobrevivientes compartieran sus historias e hizo que las conversaciones sobre el abuso sexual fueran más comunes. Si los asistentes a tu evento saben que eres sobreviviente, puede surgir en la conversación. Si esto ocurre, ten en cuenta que tú tienes el control de tu historia y que no tienes que hablar de ella a menos que quieras hacerlo. Planifica algunas respuestas que puedas utilizar si alguien saca el tema y no quieres compartir tu historia o sólo quieres compartir una parte de ella.

Haz una lista de afirmaciones positivas

Tener algunas afirmaciones positivas listas para usar puede ser una forma estupenda de mantener una sensación de seguridad en una situación estresante. Puedes elaborar afirmaciones tan generales o específicas como quieras. Ten en cuenta que quieres que sean alentadoras y tranquilizadoras. En lugar de decir "Mi familia nunca aceptará quien soy ahora", podrías decir "Soy suficiente". Di tus afirmaciones en voz alta y observa cómo te hacen sentir. Incluso puedes probar escribirlas en lugares destacados para que las veas en los días previos a la fiesta.

Saber cuándo decir que no

Nadie sabe mejor que tú lo que necesitas. Y a veces lo que necesitas es no asistir a una reunión familiar o a unas fiestas. Puede haber un inmenso poder y alivio cuando decides decir que no. Sin embargo, no siempre es fácil, sobre todo si sientes que estás decepcionando a alguien. Dedica un tiempo para practicar cómo rechazar la invitación. Incluso puedes pedirle a un amigo que te ayude a practicar lo que harás o dirás. Lo importante es recordar que estás haciendo lo mejor para ti y para tu bienestar; no es egoísmo, es autocuidado.

Haz del autocuidado una prioridad

Hablando de autocuidado, es vital para tu jornada de sanación que hagas del cuidado de ti misma una prioridad. Esto es diferente para cada persona. Si la idea de un baño de burbujas te hace poner los ojos en blanco, pero la idea de dar un largo paseo te hace sentir tranquila, entonces caminar puede ser una buena forma de autocuidado para ti. A veces, algo tan sencillo como ocuparte de una tarea cotidiana que has estado posponiendo puede ser exactamente lo que necesitas en un momento dado. El autocuidado es importante para el equilibrio en todas las épocas del año, pero es fundamental para la supervivencia en las fiestas, cuando el estrés puede ser más común.

SÉ AMABLE CONTIGO MISMA Y NO TE RINDAS

Si las cosas no van bien, eso te puede hacer sentir frustrada y derrotada. Puede que te culpes por estar detonada o por no manejar las cosas tan bien como querías. En lugar de que las afirmaciones positivas te den fuerza, puedes ceder al dialogo interno negativo y reprenderte con pensamientos mezquinos. Esto supone una magnífica oportunidad para que practiques ser amable contigo misma. Estás en una jornada de sanación y esto significa que puede haber contratiempos y desvíos, pero mientras no te rindas, irás en la dirección correcta.

La temporada festiva puede ser estimulante o agotadora; puede ser emocionantes o abrumadoras; quizá una mezcla de todas ellas. Confía en tu intuición para identificar lo que será mejor para ti. Considera formas de planificar con antelación, pide ayuda cuando la necesites y cuida de ti misma. Por encima de todo, tú realmente vales el esfuerzo, así que no te rindas.

Cómo afrontar la temporada Festiva: Consejos para quienes brindan apoyo

Puede ser duro ver que alguien a quien quieres tenga dificultades. También puede ser difícil saber qué decir y cómo ayudar cuando esa persona es una sobreviviente que te ha revelado su abuso. Hay innumerables formas de ser un gran apoyo, pero en nuestra guía que sigue cubrimos cinco de las más importantes. Descarga el PDF y sigue leyendo para conocer nuestros consejos para que esta temporada festiva sea feliz y saludable para la sobreviviente en tu vida y para ti.

ESCUCHA LO QUE NECESITAN

Con demasiada frecuencia, cuando alguien acude a nosotros con un problema, queremos arreglarlo o mejorarlo. A veces, eso significa que nos lanzamos a buscar soluciones demasiado rápido. O, por el deseo de evitarles el estrés de hablar de ello, interrumpimos o intentamos cambiar de tema. Deja a un lado esos impulsos y escucha realmente lo que te dicen. Deja que te digan lo que necesitan.

CREA UN ESPACIO SEGURO

Cuando una sobreviviente experimenta un detonante o está abrumada por sus emociones, sentirse segura puede ser el primer paso para ayudarla. Trabaja con ella para crear un espacio seguro (en sentido literal o figurado, según el lugar en el que se encuentren) que le permita gestionar lo que siente. Durante una fiesta o reunión, esto podría significar llevarla a una habitación diferente, hablar con ella por teléfono o intervenir para ayudarla a escapar o a manejar una conversación. Habla con ella sobre lo que puedes hacer para crear un espacio seguro para ella.

SÉ UN AMORTIGUADOR

Las fiestas o los eventos familiares pueden estar llenos de gente, ser ruidosos o ser entornos en los que surgen temas de conversación potencialmente difíciles, todo lo cual puede ser muy difícil de manejar para cualquiera. Sin embargo, cuando se es sobreviviente, estas mismas situaciones pueden resultar insoportables. Habla con la sobreviviente sobre temas o personas con los que le gustaría que ayudaras o intervinieras. Haz un plan sobre cómo puedes apoyarla si surge ese tema o esa persona intenta hablarle. Aunque tu primer instinto puede ser el de intervenir y proteger, deja que la sobreviviente decida. Estás ahí para empoderarla para manejar la situación, no para arreglarla por ella. Tu comportamiento también puede servir de ejemplo a otros y animarlos a adoptar comportamientos similares.

FOMENTA EL AUTOCUIDADO

Cuando las emociones sean fuertes y los factores de estrés parezcan llegarle por todas partes, recuérdale que se tome un minuto para sí misma. Anímala a practicar el autocuidado con regularidad. Averigua cuáles son las formas que la ayudan a descomprimirse o recargarse y trata de hacérselas posibles tan a menudo como puedas. Continúa escuchando y siendo comprensivo con las tensiones y el ajetreo de las fiestas que la sobreviviente está tratando de afrontar. A veces puede ser especialmente útil animarla a que realice un número determinado de cosas de su lista de tareas, y que después haga una pausa de autocuidado. Es importante recordar que ella no quiere sentirse rota o incapaz, y puede sentir que ignorar las cosas que necesita hacer también será contraproducente. Puedes recordarle a la sobreviviente lo importante que es el equilibrio y que es especialmente importante en esta época del año tan ajetreada.

CUIDA DE TI MISMO

¿Has oído alguna vez el adagio: no se puede dar lo que no se tiene? Significa que no puedes cuidar de otra persona cuando no cuidas de ti mismo. Dedica el tiempo necesario para evaluarte y asegurarte de que das prioridad a tu propio cuidado. Tanto tú como la sobreviviente se benfician cuando se satisfacen tus necesidades antes de que te sientas agotado, derrotado o resentido. Este es un momento crítico para practicar el ser amable contigo mismo. Puede que haya momentos en los que desees poder hacer más por la sobreviviente, pero debes saber que eres una bendición en la vida de tu ella y que tus esfuerzos por proporcionarle apoyo y seguridad son una prueba del bien que estás haciendo. (Y recordártelo a ti mismo sería una afirmación fantástica).

Tus esfuerzos pueden marcar la diferencia

Para muchos, la temporada festiva es una época maravillosa del año, llena de tradiciones y buena comida y de la alegría de estar con las personas que quieres. Si una sobreviviente a la que quieres está luchando, debes saber que tú marcas la diferencia para ella. Puede que no consigas que salte de emoción, pero puedes ayudarla a mirar esta época del año con menos temor y más esperanza. A veces, hacerla saber que estás ahí para ella y que no tiene que pasar por eso sola puede marcar la diferencia.

Cómo las conversaciones cortas pueden proteger a tu hijo contra el abuso sexual

Saprea > Blog > todos los blogs >Cómo las conversaciones cortas pueden proteger a tu hijo contra el abuso sexual

COMPARTE EN:

Cómo las conversaciones cortas pueden proteger a tu hijo contra el abuso sexual

8665:full

Tú quieres proteger a tu hijo contra el abuso sexual. ¿Pero por dónde empiezas? ¡Con conversaciones cortas! Puedes tenerlos a cualquier edad, comenzando tan joven como un recién nacido. ¿No estás seguro de qué decir? Echa un vistazo a todas nuestras conversaciones cortas a continuación para ver de qué debe hablar con tu hijo, sin importar su edad.

Image

Conversaciones Cortas para tener con tu hijo de 0 a 2 años

Nunca es demasiado pronto para hablar con tu hijo sobre el sexo y la sexualidad saludable. Incluso su bebé no es demasiado joven para que usted pueda sentar una base positiva.

APRENDER MÁS
Image

Conversaciones Cortas para tener con tu hijo de 2 a 4 años

Cuando los niños tienen esta edad tienen mucha curiosidad por sus cuerpos y la forma en que todo funciona. ¡Es el momento perfecto para hablar de sexo!

APRENDER MÁS
Image

Conversaciones Cortas para tener con tu hijo de 5 a 8 años

A medida que tus hijos interactúan más con el mundo exterior, pueden escuchar o ver cosas que los hacen sentir curiosidad. Si eso tiene que ver con el sexo, entonces quieres asegurarte de ser la persona con quien hablan sobre sus preguntas.

APRENDER MÁS
Image

Conversaciones Cortas para tener con tu hijo de 9 a 12 años

Tu preadolescente puede estar pasando por la pubertad, o lo hará pronto. Es hora de asegurarte de que entienda lo que le está pasando a su cuerpo y mente a medida que desarrolla.

APRENDER MÁS
Image

Conversaciones Cortas para tener con tu hijo de 13 a 15 años

Un adolescente más joven puede empezar a alejarte para poder tener una mayor sensación de autonomía. Asegúrate de mantener la comunicación abierta y continuar hablando con sobre el sexo.

APRENDER MÁS
Image

Conversaciones Cortas para tener con tu hijo de 16 a 18 años

Cuanto mayor sea tu hijo, menos cómodo puede estar hablando contigo sobre sexo. ¡No dejes que eso te desanime! A esta edad siguen siendo vulnerables al abuso sexual y necesitan que hables con ellos y los apoyes.

APRENDER MÁS

5 actividades cotidianas que no sabías que eran técnicas de conexión

Saprea > Blog > todos los blogs >5 actividades cotidianas que no sabías que eran técnicas de conexión

COMPARTE EN:

5 actividades cotidianas que no sabías que eran técnicas de conexión

6651:full

Blog de invitado escrito por Sarah Burton, LMHC

¿Sabías que hay cosas que haces a diario que pueden utilizarse como técnicas de conexión? Estas técnicas de conexión suelen ser algo que ya haces (o puedes hacer) todos los días. Los objetivos de la conexión son permanecer presente en el momento, disminuir la gravedad de las emociones intensas y calmar un sistema nervioso hiperactivo. Aquí tienes cinco actividades que puedes añadir a tu caja de herramientas de conexión.

01

CANTAR 

Suelo cantar con la canción que suena en mi coche, y cuando lo hago, ¡no puedo preocuparme por nada! Toma tu teléfono y pon tu canción favorita. Luego canta con toda la fuerza de tus pulmones. ¿Por qué no hacer una fiesta de karaoke? Si no estás segura de cantar en voz alta, canta para ti misma y concéntrate en la melodía. 

02

BAILAR

También puedes encontrarme bailando al ritmo de la música en mi coche. Ya sea en el coche, en la sala o incluso en la ducha, ¡puedes bailar! Pon alguna de tus canciones favoritas y baila como si nadie te viera. Deja que tu cuerpo se mueva como quiera. También puede ser una actividad divertida para hacer con tu familia y amigos. 

03

DUCHARTE

Cuando estés en la ducha, puede ser útil que te concentres en el agua cuando golpea tu piel. ¿Qué sensación produce? ¿Cuál es la temperatura? ¿Cuál es la presión? Presta atención al olor de tu jabón, del champú y del acondicionador. Para todas las almas aventureras, abre el agua en frío durante el último minuto de la ducha. 

04

ESTIRARTE

No hace falta ser un yogui experto para aprovechar los beneficios de los estiramientos. dedica 5-10 minutos cada día y estira los brazos, las piernas, la espalda, el cuello, los hombros, los pies y las manos. Presta atención a tu respiración y a cómo se sienten tus músculos mientras los estiras. Al igual que en el yoga, no debe haber dolor, así que estira sólo hasta el punto en que te sientas cómodo. 

05

JUGAR

El juego es una parte integral de la sanación, ya que muchas sobrevivientes no pudieron participar plenamente en el juego cuando eran niñas. Sale a jugar al aire libre con un niño o un perro, juega al escondite o al pilla-pilla, juega juegos de mesa o de cartas, tírate al suelo y construye algo con bloques plásticos o Legos, o acurrúcate con una mascota, etc. Sea lo que sea que elijas para jugar, ¡asegúrate de estar presente en el momento y de divertirte! 

Recuerda que la clave de la conexión es práctica, práctica y más práctica, incluso cuando no necesites estar conectada. Las técnicas de conexión pueden ser tu mejor amigo cuando se vuelven habituales, y con el tiempo serán instintivas. Utilizar las técnicas de conexión que ya haces a diario puede hacer que te resulte más fácil acordarte de practicar. Puede que incluso llegues al punto de que conducir, cantar y bailar, todo al mismo tiempo, sea tu actividad favorita.

Apoyando a sobrevivientes en sus jornadas de sanación

Saprea > Blog > todos los blogs >Apoyando a sobrevivientes en sus jornadas de sanación

COMPARTE EN:

Apoyando a sobrevivientes en sus jornadas de sanación

6644:full

Si alguien cercana a ti es sobreviviente de abuso sexual, puede ser difícil saber exactamente cómo darle tu apoyo. Aunque es cierto que las sobrevivientes tienen que asumir la responsabilidad de su recuperación, tú puedes hacer mucho para ayudar. No puedes sanar por ella, pero hay cosas que puedes hacer para que le resulte más fácil sanarse a sí misma.

Además del trauma que pueden sufrir las sobrevivientes cuando ocurre el abuso inicial, las sobrevivientes también corren el riesgo de sufrir un nuevo trauma cuando revelan sus experiencias pasadas si sus seres queridos no responden de forma útil y saludable. Gurvinder Kalra and Dinesh Bhugra señalan: "Las víctimas de violencia sexual se enfrentan al peligro de sufrir reacciones negativas al revelar su trauma".

Cuando una sobreviviente se abra a ti para contarte lo que le ha ocurrido, reconoce el valor que requiere hablar de experiencias traumáticas pasadas. A menudo, las sobrevivientes se han guardado el abuso durante años. Puede parecerles más fácil permanecer en silencio. Hazle saber a la sobreviviente que aprecias su valentía al enfrentarse a recuerdos y problemas que pueden haber ocurrido hace años. He aquí algunas cosas concretas que puedes hacer para apoyar a tu ser querido.

Haz esto...

  • Dale las gracias por contártelo.
  • Asegúrale que estás a su lado.
  • Valida sus sentimientos.
  • Pregúntale qué puedes hacer para ayudarla o apoyarla.
  • Hazle saber que el abuso no fue culpa suya.

No hagas esto...

  • Criticarla, culparla, avergonzarla o juzgarla.
  • Excuses o minimices el abuso.
  • Exijas saber detalles del abuso; te los dirá si está preparada o cuando lo esté.
  • Tomar el control y decirle lo que tiene que hacer para sanar.
  • Decirle que lo olvide o que lo supere.
  • Cuestionarle por qué no te lo contó antes a ti (o a otra persona).

Recuerda que el abuso sexual puede crear graves problemas de confianza para las sobrevivientes porque, en la mayoría de las situaciones, los perpetradores son personas que la sobreviviente conocía y en la que confiaba. El hecho de que esté dispuesta a abrirse a ti demuestra que confía en ti. Trabaja para seguir fortaleciendo y manteniendo esa confianza.

Tu objetivo es capacitar a tu ser querido para que tome buenas decisiones que la lleven a la sanación del abuso pasado. No puedes sanar por ella, pero puedes facilitarle el proceso de sanación.

Cómo Gestionar Tus Detonantes en la Era Digital

Saprea > Blog > todos los blogs >Cómo Gestionar Tus Detonantes en la Era Digital

COMPARTE EN:

Cómo Gestionar Tus Detonantes en la Era Digital

6615:full

Blog escrito por Taylor Street, invitada

Vivimos en la era de la información. El acceso a los descubrimientos científicos, los datos económicos y los conocimientos de los expertos sobre cualquier tema por el que sintamos curiosidad está literalmente al alcance de nuestra mano. Las respuestas a casi cualquier pregunta que se nos ocurra rara vez están a más de un par de clics de distancia.

Pero vivir en un mundo en el que estamos rodeados de la tecnología que nos conecta a toda esa información tiene sus inconvenientes. En cualquier momento, es probable que tu teléfono no esté más que a unos metros de ti, zumbando cada pocos minutos con correos electrónicos, mensajes de texto y notificaciones de las redes sociales. Lo más probable es que al menos algunas de tus responsabilidades laborales cotidianas giren en torno a una computadora. Y, si eres como la mayoría de la gente, tienes al menos un televisor -si no varios- en tu casa.

El reto que esto supone para un sobreviviente de abuso sexual infantil es que el riesgo de encontrarse con algo detonante puede ser extremadamente alto. Puede que estés desplazándote por Instagram cuando veas una foto que te recuerde a alguien implicado en el abuso que sufriste. O puede que estés viendo tu programa de televisión favorito cuando un anuncio de las noticias de la noche informe de que otro famoso ha sido acusado de conducta sexual inapropiada.

Dado que la sociedad probablemente sólo se inundará más de tecnología, y dado que las conversaciones en torno a la violencia sexual seguirán apareciendo en los titulares, es importante que aprendas a reconocer y gestionar estos detonantes. Ignorarlos podría afectar a tu jornada de sanación y también a tu capacidad para desenvolverte en determinados entornos.

¿Qué es un detonante?

En los últimos años, la palabra "detonante" se ha convertido en sinónimo en la cultura popular de ser demasiado sensible o de no poder aceptar una broma. Ninguno de estos usos es correcto o exacto.

En realidad, un detonante es un momento en el que reaccionas física y/o emocionalmente a ciertas imágenes, sonidos u olores relacionados de algún modo con el trauma que has experimentado. Estos síntomas y sentimientos forman parte de la respuesta natural de tu cerebro a las experiencias inseguras del pasado. Tu reacción a los detonantes no define quién eres. Tu capacidad de "controlarlos" no pone un límite a tu sanación o crecimiento.

¿Cómo se siente realmente "tener detonante"?

Cada persona experimenta los detonantes de forma diferente, pero, como hemos mencionado anteriormente, los detonantes suelen producir algún tipo de respuesta física y/o emocional negativa.

Las respuestas físicas a un detonante pueden ser:

  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Tensión muscular
  • Sudoración
  • Temblores
  • Escalofríos o sofocos
  • Mareos o náuseas
  • Dolor u opresión en el pecho
  • Dificultad para respirar y/o hiperventilación
  • Visión en túnel o incapacidad para concentrarse
Si alguna vez has tenido un ataque de pánico, puede que notes que algunas de las respuestas físicas enumeradas anteriormente son muy similares a las que podrías experimentar durante un ataque de pánico. Es importante tener en cuenta que sentir un detonante puede generar un ataque de pánico, pero no siempre. Además, no todos los ataques de pánico se producen por sentirse detonada. Si te interesa saber más sobre los ataques de pánico, busca el artículo con eso tema.

Las respuestas emocionales a un detonante pueden incluir sentimientos de:

  • Tristeza
  • Ira
  • Miedo o desconfianza
  • Irritabilidad o deseo de arremeter contra los demás
  • Soledad, desapego o deseo de aislarse
  • Confusión
Además, al encontrarse con un detonante, tu cuerpo puede entrar en modo lucha/huida/paralización, lo que puede hacerte sentir como si estuvieras experimentando de nuevo aspectos de tu abuso. En estos casos, el lóbulo frontal -o parte "lógica" de tu cerebro que ayuda a tomar decisiones y a controlar los impulsos- ha reducido drásticamente su actividad y el sistema límbico ha tomado el control. El sistema límbico -o "cerebro primitivo"- es el responsable subconsciente de la supervivencia y de evitar el dolor. Es donde se originan esas fuertes respuestas físicas y emocionales. Para saber más sobre las diferentes funciones que desempeñan tu lóbulo frontal y tu sistema límbico en tu jornada de sanación, haz clic aquí.

Cómo identificar las cosas que te detonan

Identificar los detonantes en el momento puede ser difícil, ya que tu sistema límbico está en el asiento del conductor, por lo que probablemente no tendrás tiempo de pensar lógicamente en lo que podría estar causando tu malestar o por qué. Pero reflexionar sobre la experiencia una vez que te hayas calmado puede ayudarte a identificar los detonantes específicos.

He aquí dos herramientas que algunos sobrevivientes encuentran útiles cuando reflexionan sobre sus experiencias detonantes:

LA ESCRITURA EXPRESIVA

Escribir es una de las formas más sencillas de abordar y procesar los sentimientos asociados al trauma de tu pasado. A veces se denomina escritura expresiva, y hay bastantes investigaciones que respaldan la afirmación de que es útil para los sobrevivientes. Mientras piensas y escribes sobre la experiencia detonante, ten en cuenta las siguientes situaciones y preguntas:

  • Te has dado cuenta de que a menudo surgen emociones negativas cuando ves la televisión. ¿Hay algún programa o tipo de programa específico que te moleste? ¿Hay temas concretos que te resulten incómodos de leer o escuchar? ¿Cómo respondes cuando surgen las emociones negativas? ¿Algún personaje te molesta de alguna manera?
  • Un ser querido comparte algún tipo de noticia personal en Facebook. Quieres responder positivamente, pero no puedes evitar sentirte triste o enojada. ¿De qué se trata la noticia? ¿Un ascenso laboral? ¿Una nueva relación? ¿Un plan para mudarse a un nuevo lugar? ¿Qué emociones surgieron cuando leíste la noticia? ¿Cómo se sintió tu cuerpo? ¿Estás realmente triste o enojada por la noticia o por un recuerdo que la noticia te ha traído?
  • Un texto de grupo con amigos o familiares te hizo sentir nerviosa e incómoda, pero no sabes por qué. ¿Cuál era el tema de la conversación? ¿Cuál era el tono de la conversación? ¿Dónde estabas cuando participabas en la cadena de mensajes de texto? ¿Alguien dijo algo concreto que te molestó? ¿Quiénes eran las personas implicadas en la conversación?

RULETA DE LAS EMOCIONES

Otra herramienta que muchos sobrevivientes de abuso sexual infantil encuentran útil es nuestra ruleta de las emociones. Ayuda a simplificar los sentimientos complejos y puede ayudarte a comprender mejor la emoción (o emociones) que estás experimentando. La comprensión es un paso integral en la resolución de cualquier problema o dilema: una vez que comprendas las emociones que surgieron cuando te sentiste detonante, podrás tomar medidas para aliviar esas emociones.

Saprea's emotion wheel, a list of basic emotions surrounded by more specific emotions that fall under a base emotion.

Para utilizar la ruleta de las emociones, piensa primero en una experiencia en la que te hayas sentido detonada. Empieza utilizando el centro de la ruleta para identificar la emoción principal que sentiste durante la experiencia. ¿Estabas enojada?, ¿Con miedo?, ¿Triste? ¿Entumecida?

A partir de ahí, pasa a la parte exterior de la ruleta y busca los sentimientos asociados a esa emoción. No busques necesariamente una emoción. Más bien, toma nota de las que resuenan en ti.

Repite este proceso varias veces mientras piensas en diversas experiencias detonantes. Al hacerlo, toma nota de los patrones. ¿Hay emociones específicas que sientes cuando una experiencia detonante implica a los medios de comunicación social? ¿Sientes generalmente lo mismo en todas las experiencias detonantes o las emociones varían según la situación?

Dado que afrontar los sentimientos de agresión suele requerir tácticas diferentes a las de afrontar los sentimientos de inseguridad, comprender estos patrones es fundamental para el proceso de sanación. Una vez que tengas una idea de cómo responden normalmente tus emociones a los detonantes, podrás hacer planes para hacer frente a esos detonantes.

Cómo hacer frente a los detonantes mediante la planificación y la práctica

Uno de los aspectos más difíciles de la sanación del trauma de abuso sexual infantil es aprender a manejar los detonantes. Dado que los detonantes evocan una respuesta automática (a menudo involuntaria), a algunos sobrevivientes les resulta útil elaborar un plan sobre cómo quieren gestionar los detonantes cuando surjan. Una vez que hayas elaborado un plan, puedes practicar tus respuestas planificadas para que sean más naturales cuando te encuentres con un detonante inesperado.

A continuación, repasaremos varios tipos de actividades y ejercicios de conexión que puedes hacer para combatir los detonantes. Te animamos a que los pruebes cuando te sientas tranquila, no sólo para desarrollar tus habilidades de afrontamiento, sino también para determinar qué ejercicios son más útiles para ti.

CONÉCTATE EN 5-4-3-2-1

Muchas sobrevivientes utilizan ejercicios de conexión para ayudarlas a desestresarse en momentos de emociones extremas, disociaciones o flashbacks.

Prueba este sencillo ejercicio de conexión, de carácter sensorial, para conectarte al momento presente:

  • Nombra 5 cosas que puedas ver.
  • Nombra 4 cosas que puedas sentir.
  • Nombra 3 cosas que puedas oír.
  • Nombra 2 cosas que puedas oler.
  • Nombra 1 cosa que puedas saborear.

RESPIRA HACIA EL EQUILIBRIO DE LAS EMOCIONES

La respiración es una maravillosa técnica de conexión porque puedes hacerla en cualquier lugar, en cualquier momento y sin material ni equipo. La respiración intencionada y consciente aumenta los niveles de serotonina del cerebro, lo que a su vez ayuda a calmar la mente, equilibrar las emociones y nutrir el cuerpo.

Para practicar la respiración consciente, sigue estos pasos:

  1. Siéntate en una posición cómoda, ya sea en una silla o en el suelo.
  2. Inhala por la nariz, contando hasta cinco mientras lo haces.
  3. Retén la respiración y cuenta hasta siete.
  4. Exhala lentamente por la nariz, contando hasta nueve mientras lo haces.
  5. Repite la operación hasta que tu ritmo cardíaco se haya calmado y te sientas más tranquila.

¿Te cuesta controlar la respiración? Concéntrate en la exhalación. Eso puede ayudarte a poner en marcha la respiración profunda que necesitas.

DESESTRESARSE CON UN ABRAZO DE MARIPOSA

El abrazo de mariposa -a veces denominado "abrazo de amor propio"- es una sencilla técnica para calmarte que puedes utilizar siempre que te sientas estresada, ansiosa o detonada.

Este ejercicio es sencillo:

  • Primero, ponte en una posición cómoda, sentada o acostada.
  • Luego, cruza los brazos sobre el pecho y apoya las puntas de los dedos en la clavícula, los hombros o los brazos.
  • A continuación, da palmadas suaves, alternando los lados. Mientras lo haces, inhala y exhala. Continúa el tiempo que necesites.
  • Cuando te sientas bien, descansa las manos y deja que tu atención vuelva al momento presente.

Para ver un vídeo tutorial del abrazo de la mariposa, haz clic aquí.

CREA UNA TARJETA DE CRISIS

Una tarjeta de crisis es una herramienta útil que puede venirte bien cuando te sientas detonada. Crear una con antelación te ayudará a planificar las acciones que puedes llevar a cabo, las personas a las que puedes llamar y las frases positivas que puedes repetirte en un momento de agitación emocional.

Sigue los pasos que se indican a continuación para crear tu propia tarjeta de crisis:

  1. Busca un bolígrafo y una hoja de papel pequeña o una tarjeta de notas -recomendamos utilizar una hoja de aproximadamente 3×5 pulgadas que pueda caber fácilmente en un bolso o cartera.
  2. Enumera tres cosas que puedes hacer cuando estés en una crisis emocional (por ejemplo, respirar con atención, centrarte en tus sentidos, salir a pasear, etc.).
  3. Enumera tres personas a las que puedas llamar en esos momentos difíciles (es decir, un amigo, un familiar, una persona importante, un terapeuta, etc.).
  4. Escribe respuestas breves a las siguientes preguntas
    1. ¿Qué necesitas de los demás en este momento?
    2. ¿Qué es lo que la persona que llama PUEDE hacer por ti?
    3. ¿Qué es lo que la persona que llama debería EVITAR hacer?
  5. Escribe una afirmación positiva sobre ti misma que sepas que tiene el poder de animarte.

Controlar los detonantes es un reto y, por desgracia, un mundo lleno de tecnología que podría hacerte entrar en una espiral en cualquier momento no facilita la vida de los sobrevivientes. Pero, mediante una autorreflexión y planificación cuidadosa, puedes aprender a reconocer e interrumpir los detonantes cuando surjan.

El estigma del abuso sexual infantil y cómo combatirlo

Saprea > Blog > todos los blogs >El estigma del abuso sexual infantil y cómo combatirlo

COMPARTE EN:

El estigma del abuso sexual infantil y cómo combatirlo

6604:full
Soy dueño de mi destino: Soy capitán de mi alma. 

En tu jornada de sanación, puede que te encuentres con personas que reaccionan ante tus experiencias de forma inapropiada o incluso hiriente. Estas reacciones, intencionadas o no, pueden hacerte sentir acomplejada, avergonzada o desanimada. Pueden hacerte sentir juzgada o criticada. Una reacción dolorosa cuando revelas tu abuso puede provocar un retroceso en tu jornada de sanación, haciendo que te preguntes si deberías seguir compartiendo tu historia con otras personas.

Por muy dañinas que puedan ser ciertas reacciones, los estigmas sobre el abuso sexual infantil NO te definen ni determinan tu jornada como sobreviviente.

¿Qué es el estigma y de dónde viene? 

"Estigma" es cuando una persona o un grupo de personas asignan una connotación negativa a otra persona o grupo de personas, basándose en una serie de creencias, perspectivas o prejuicios.

Hay muchas variables que pueden influir en la actitud de una persona hacia el abuso sexual infantil. Una persona puede tener su propia historia de traumas que no haya resuelto, puede ser ignorante sobre cómo responder adecuadamente o puede haber sido influida por otros mitos culturales. Aunque la reacción de alguien sea bienintencionada, puede ser equivocada y, en última instancia, dejarte descorazonada o incluso detonada.

Sentirte afectada por la reacción de alguien a tu revelación o por otros mensajes de los medios de comunicación o de la cultura popular no te hace débil, inestable o impotente. No significa que estés mal equipada o que hayas retrocedido de algún modo en tu jornada de sanación. El hecho es que eres fuerte, capaz y resiliente. El hecho de que hayas sobrevivido, estés aquí leyendo esto y te estés enfrentando a tus demonios es una prueba de tu valor y fortaleza. Eres un modelo de resiliencia y una poderosa luchadora, pues eliges afrontar y reconciliarte con el trauma que has soportado.

Pero no importa en qué punto de tu jornada de sanación te encuentres, la ignorancia de los demás puede seguir siendo dolorosa. Puedes encontrarte con este tipo de desinformación no sólo en las reacciones de los demás, sino también en los mensajes de las redes sociales, la cobertura de las noticias, las conversaciones públicas, las representaciones de los medios de comunicación, etc. Estos mensajes hirientes y detonantes proceden de estigmas que han rodeado a los abusos sexuales durante años. Estos estigmas han dado lugar a percepciones anticuadas y erróneas, o mitos culturales. Estos mitos culturales ("ella se lo buscó", "las pasiones de los hombres son incontrolables", "no se puede abusar sexualmente de los chicos varones") y sus problemáticos efectos dominó fueron abordados por primera vez por sociólogos y feministas en la década de 1970. En 1975, varios investigadores teorizaron que los mitos culturales en torno al abuss sexual servían para justificar, restar importancia e incluso perpetuar la agresión inapropiada y los comportamientos tóxicos.1

Estos mitos siguen influyendo en nuestra cultura actual. Por ejemplo, pueden reforzar ciertas barreras o prejuicios del sistema judicial que aumentan la probabilidad de que no se crea a las sobrevivientes o de que los perpetradores queden impunes. Esta desinformación también puede contribuir a una respuesta ignorante o desdeñosa ante la revelación de un abuso sexual, una publicación errónea en Facebook, una noticia sensacionalista sobre acusaciones falsas o representaciones perjudiciales de las relaciones familiares en un programa de televisión.

Uno de los efectos más perjudiciales de los estigmas del abuso sexual es que los sobrevivientes tienen demasiado miedo de revelar sus abusos y buscar ayuda, en gran parte debido al temor a cómo reaccionarán los demás.2 Pero si compartes tu historia y tu resiliencia, darás esperanza y aliento al sobreviviente silencioso. Con tu ejemplo, otros se sentirán lo bastante seguros y envalentonados para romper su silencio y buscar ayuda, sin importar las críticas que puedan recibir.

Por supuesto, solo por que sigan existiendo estos estigmas no significa que todo el mundo los acepte o los refuerce. Afortunadamente, gracias a los esfuerzos de sobrevivientes, de quienes los apoyan, terapeutas, investigadores, legisladores y organizaciones de apoyo, se sigue avanzando a medida que aumenta la concienciación y la educación sobre los abusos sexuales.

Aunque los mensajes erróneos y las opiniones mal informadas pueden ser hirientes, hay formas de combatirlos mientras continúas tu jornada de sanación.

01

SI TE SIENTES DETONADA, UTILIZA TÉCNICAS DE CONEXIÓN. 

02

RECONOCE QUE LA REACCIÓN HIRIENTE DE OTRA PERSONA TIENE QUE VER CON ELLA, NO CONTIGO.

03

BUSCA APOYO EMOCIONAL EN LAS PERSONAS EN LAS QUE CONFÍAS.

04

ESCRIBE EN UN DIARIO SOBRE LA EXPERIENCIA.

05

BUSCA OTRAS PERSPECTIVAS.

Si sientes verdadera curiosidad por un determinado tema o punto de vista sobre el abuso sexual, no tengas miedo de averiguar más. Busca más información en fuentes acreditadas, como estudios de investigación, artículos académicos o libros de especialistas en la materia. También puedes hablar con tu terapeuta o con el facilitador de tu grupo de apoyo. Incluso puede ser útil preguntar a tu terapeuta sobre estigmas específicos para reconocerlos mejor y sus efectos dominó. Ser consciente de ciertos estigmas o mitos también puede ayudarte a planificar cómo responder cuando te los encuentres en el futuro. Equípate con todo el conocimiento que necesites, ya sea para tu propia tranquilidad, para educar a los demás o para ambas cosas.

06

DISTÁNCIATE DE LOS ENTORNOS TÓXICOS.

05

RECUERDA QUE TIENES EL CONTROL DE TU PROPIA HISTORIA.

Las palabras y reacciones dañinas a veces pueden herirnos o incluso detonarnos. Pero no nos definen ni tienen el poder de desviarnos de nuestra jornada. No importan los estigmas sociales ni las opiniones ignorantes que existan, tú eliges tu propia historia. Tú decides adónde va y cómo quieres que termine. La escritora Rebecca Scritchfield compara las experiencias de la vida con un viaje por carretera. "Tú conduces el coche. Tú decides la velocidad, controlas el acelerador y los frenos, y eliges las carreteras que tomas en tu jornada".3 Las suposiciones, prejuicios e ideas erróneas de los demás pueden hacerte dar un volantazo o reducir la velocidad. Pero nunca podrán desviar el camino. La negatividad de los demás no puede impedirte vivir una vida de esperanza y positividad.

Conclusión

Sí, los estigmas que rodean al abuso sexual infantil siguen existiendo. Y pueden perpetuar la desinformación, los estereotipos anticuados y las reacciones equivocadas. Pero lo que no pueden hacer es quitarte el valor, la resistencia y la fuerza. Por muy desalentadoras que puedan ser las opiniones estigmatizadas y equivocadas, no pueden silenciar tu voz. El estigma que rodea a los abusos sexuales se está desmoronando y seguirá haciéndolo, conversación a conversación. Y tú tienes el poder de hacer que eso ocurra.

1. Payne, D. L., Lonsway, K. A., & Fitzgerald, L. F. (1999). Rape Myth Acceptance: Exploration of Its Structure and Its Measurement Using the Illinois Rape Myth Acceptance Scale. Journal of Research in Personality, 33(1), 27-68.

Sobre el autor/a

Image

Breeann Allison

Estratega de Investigación y Desarrollo de Programas
Breeann se incorporó a Saprea como Coordinadora de Educación a finales de 2018. Es licenciada en Literatura Inglesa con especialización en Edición por la Universidad Brigham Young. En la actualidad trabaja como miembro del Equipo de Investigación y Desarrollo de Programas y como instructora adjunta del seminario web de sanación de Saprea. También es autora del Libro de Trabajo Recupera la Esperanza de Saprea y coautora de Por qué sigo sintiéndome así: Cambia tu relación con el trauma del abuso sexual infantil. Ha trabajado en el mundo editorial durante siete años, primero como desarrolladora curricular en Gibbs Smith Education y luego como editora en FranklinCovey. Además, disfruta escribiendo ficción, mimando a sus sobrinas y sobrinos y defendiendo el carácter sagrado de la coma de Oxford.

El Retiro Haven es para ti. ¡Sí! Estoy Hablando Contigo.

Saprea > Blog > todos los blogs >El Retiro Haven es para ti. ¡Sí! Estoy Hablando Contigo.

COMPARTE EN:

El Retiro Haven es para ti. ¡Sí! Estoy Hablando Contigo.

6593:full

Entrada de blog invitada escrita por Chris Yadon, Director Ejecutivo de The Younique Foundation

En The Younique Foundation nos enfrentamos a un reto interesante. Diseñamos nuestros servicios para un segmento específico de mujeres, pero esas mujeres a menudo piensan que nuestros servicios son para otra persona.

Deja que me explique. Cuando empezamos a planificar el retiro Haven, queríamos crear específicamente un lugar para la "sobreviviente olvidada": la mujer a la que le va bien en la vida; la mujer que ha descubierto cómo hacer frente a su abuso; la mujer que funciona bien; pero la mujer que sigue afectada, a menudo profundamente, por lo que ocurrió hace tantos años.

Queríamos este retiro porque hay muchos servicios para la mujer en crisis, pero no hay prácticamente nada para la mujer resiliente que ha descubierto una forma de afrontar la crisis, pero que sigue sintiendo muchos efectos. Sabemos que sigue lidiando con el impacto del abuso y, a pesar de sus tremendos esfuerzos, sigue sintiéndose rota.

Las participantes nos dicen a menudo que estuvieron a punto de no solicitar la plaza porque pensaban que debería ser para otra persona, alguien más " merecedora". Oímos declaraciones como:

  • "Estoy bien. Deja que vaya alguien que esté teniendo muchas dificultades".
  • "Mi abuso no fue tan grave como el de otras personas. No quiero quitarles un lugar".
  • "Ya lo he superado. Ayuden a alguien que siga teniendo dificultades".

En The Younique Foundation, queremos que la sobreviviente "que funciona bien", "que está bien", "que no es tan mal como otra persona" sepa que nuestro retiro es para ella. Hemos creado la experiencia del retiro para ti. Queremos ayudarte a pasar de sobrellevar la situación a sanar.

Aquí tienes dos preguntas que puedes utilizar para saber si el retiro Haven es para ti:

¿Eres una mujer adulta que fue abusada sexualmente a los 18 años o antes? 
¿Estás haciendo frente a la situación e incluso funcionas bien, pero sigues sintiendo los efectos del trauma?

Si la respuesta a estas dos preguntas es "", entonces estamos aquí para ti. Y queremos que vengas. Tú vales el tiempo, la financiación y la atención.

No importa en qué punto de tu jornada de sanación te encuentres -al principio, en algún punto intermedio o cerca del final-, estamos seguros de que encontrarás valor en lo que te ofrecemos.

Así que la próxima vez que dudes si el Retiro Haven es o no para ti, esperamos que haya una vocecita en tu cabeza que diga: "¡Sí! De hecho, está diseñado justamente para mí".

Sobre el autor/a

Image

Chris Yadon

Director General
Chris Yadon es el Director General de Saprea, y es responsable de la gestión de todas las operaciones y servicios de Saprea tanto en Utah como en Georgia. Yadon ha dedicado la mayor parte de su carrera profesional a la dirección ejecutiva de empresas emergentes, con especial énfasis en operaciones, mercadotecnia y ventas. Desde que se incorporó a Saprea en 2015, Yadon ha aportado un valioso conjunto de habilidades a la organización y se ha comprometido a hacer frente a la epidemia del abuso sexual infantil. Su experiencia se centra en aumentar la concienciación sobre esta epidemia y educar al público sobre las mejores prácticas de prevención y los servicios de sanación disponibles para los sobrevivientes. Yadon ha aparecido en varias plataformas de medios de comunicación regionales y nacionales, donde a menudo se le solicita como experto y líder de opinión del sector.

Abuso sexual en el atletismo

Saprea > Blog > todos los blogs >Abuso sexual en el atletismo

COMPARTE EN:

Abuso sexual en el atletismo

5656:full

Dinámicas de poder en el deporte 

El año pasado me senté con mi marido a ver el documental Atleta A, que se centra en las gimnastas que sobrevivieron a los abusos perpetrados por el médico de USA Gymnastics Larry Nassar. Mientras lo veíamos, mi marido, que no fue criado en el mundo del deporte, se preguntó por qué estas jóvenes atletas sentían que no podían denunciar el abuso sexual. "¿Por qué no dijeron nada?", preguntó. Su pregunta me hizo dar un paso atrás y pensar en mi propia carrera deportiva. Como antiguo miembro de un equipo nacional que entrenaba para un sueño olímpico, me senté y pensé: ¿Habría dicho algo? ¿Habría reconocido lo que estaba pasando? Aunque no soy sobreviviente de abuso sexual, entiendo por qué sería tan difícil dar la cara y decir algo. Según la encuesta 2020 Athlete Culture & Climate, realizada por el U.S. Center for Safesport, el 93% de los deportistas que sufrieron acoso sexual o contacto sexual no deseado no presentaron una denuncia/queja formal al respecto.1

La cultura de los deportes de competición incluye el paradigma de que nuestros entrenadores, preparadores físicos y administradores deportivos son los expertos, y tenemos que confiar en ellos para tener éxito. Estas organizaciones y clubes deportivos tienen todo el poder para tomar decisiones sobre quién juega y quién se sienta en los banquillos. Tanto si se trata de una organización deportiva local como de una nacional o profesional, se espera que los atletas demuestren su valía y llamen la atención de los que están al mando. Los deportistas nos enfrentamos cada día al reto de mejorar nuestras habilidades y salir de nuestra zona de confort. Y a medida que aumenta lo que está en juego, también lo hace nuestra disposición a hacer lo que sea necesario para ganar. Incluso si eso significa cumplir cosas que nos hacen sentir incómodos.

Mi sueño de ganar una medalla olímpica era mucho mayor que cualquier otra cosa en aquel momento. Me presioné tanto para ganar y ser perfecto que hice lo que me dijeron y lo que hiciera falta para seguir persiguiendo mi sueño. Y si no estás dispuesto a esforzarte y a hacer esos sacrificios, siempre hay otro atleta justo detrás de ti que lo hará. Por eso, cuando oigo historias como la del caso de Larry Nassar, entiendo por qué estas sobrevivientes de abuso sexual estarían absolutamente aterrorizadas de denunciar. Era el médico del equipo olímpico; estaba en posición de dictar los pasos (o eliminar las barreras) a los sueños de tantas gimnastas que sentían pasión por hacer realidad su aspiración de toda la vida de conseguir una medalla.

Mientras ascendía en el deporte, me habría encantado trabajar con alguien relacionado con el equipo olímpico. Habría tomado todo lo que me decían como un consejo inestimable. ¿Y cómo no? Estos entrenadores y preparadores han visto lo que se necesita para que las personas lleguen a lo más alto del podio deportivo. En un entorno lleno de presión, siempre estás buscando esa cara amiga y deseando el reconocimiento de que estás haciendo algo bien. Cuando un individuo como Nassar se aprovecha de esas oportunidades y prepara a todos los involucrados, es el entorno perfecto para que un perpetrador abuse sexualmente de un menor. De hecho, una encuesta realizada en 2020 mostró que más de la mitad de los atletas que indicaron haber tenido experiencias sexuales no deseadas afirmaron que algunas o todas esas experiencias ocurrieron cuando eran menores de 18 años. 1

Esta encuesta reflejaba a casi 4,000 atletas adultos de 50 deportes diferentes.1 El abuso sexual infantil es mucho más común de lo que mucha gente cree y perjudica a niños de todas las clases sociales. Irónicamente, muchos de estos atletas proceden de hogares con padres conscientes que apoyan el trabajo arduo que sus hijos dedican a alcanzar altas aspiraciones. La participación de los padres fue otra conversación que surgió al ver el documental y cómo interactúan con estas organizaciones deportivas. Mis padres estaban muy involucrados en mi vida, pero también sabían que no tenían pericia alguna sobre mi deporte en particular. Dejaban mi régimen de entrenamiento y competición en manos de los entrenadores, preparadores físicos, médicos y administradores deportivos. Se necesita un pueblo para formar un campeón deportivo y a menudo los miembros de tu familia están igual de involucrados en tus sueños de llegar a la cima. Nadie quiere poner en peligro el tiempo que juegan sus hijos ni interrumpir su entrenamiento.

El 93% de los deportistas que sufrieron acoso sexual o contacto sexual no deseado no presentaron una denuncia/queja formal al respecto.

Encuesta sobre la cultura y el clima de lost deportistas en 2020, realizada por el U.S. Center for Safesport1

¿Cómo puedo hacer que el deporte sea más seguro para mi hijo y ayudar a prevenir el abuso sexual infantil?

El deporte me ha enseñado mucho sobre el trabajo arduo, la dedicación, la superación de mis límites, y estoy agradecido por la oportunidad que he tenido de seguir mis sueños. Para mí es claro que la participación de los niños en el deporte es positiva en muchos sentidos. Según la Junta Científica del Consejo Presidencial de Deportes, Forma Física y Nutrición, la participación en deportes se asocia a índices más bajos de ansiedad y depresión, menores niveles de estrés, mayor autoestima y confianza, menor riesgo de suicidio, mayor satisfacción vital y mucho más.2 Pero todos estos beneficios pueden desaparecer si un niño sufre abuso sexual como resultado de su participación en deportes. Tenemos que educar a todos los involucrados en estas organizaciones deportivas y crear seguridad para todos los atletas.

El riesgo de abuso sexual no sólo afecta a los niños que practican deportes. 1 de cada 5 niños es abusado sexualmente antes de los 183 años y el 80% de estos casos los comete alguien conocido.4 Saprea ofrece recursos de prevención para que los padres y cuidadores aprendan y apliquen de forma proactiva las mejores prácticas basadas en la investigación para reducir el riesgo de que el abuso sexual afecte a los niños que aman.

FORMAS EN QUE PUEDES AYUDAR A MANTENER SEGURO A TU HIJO EN EL DEPORTE

  • Asegúrate de que tu hijo nunca esté solo con un entrenador, preparador físico o administrador deportivo.
  • Controla quién tiene acceso a la información de contacto de tu hijo.
  • Consulta con las organizaciones deportivas y asegúrate de que han comprobado los antecedentes de cualquier persona que esté relacionada con tu hijo.
  • Entiende el problema del abuso sexual infantil.
  • Enseña a tu hijo sobre el consentimiento y los límites.
  • Mantén conversaciones constantes con tu hijo sobre su desarrollo sexual.
  • Fomenta una comunicación abierta y bidireccional con tu hijo.

Éstas son sólo algunas formas de ayudar a crear seguridad para tus jóvenes atletas mientras practican deporte. Aquí tienes más información sobre cómo puedes ayudar a prevenir el abuso sexual infantil.

Si tú o alguien que conoces es sobreviviente de abuso sexual infantil, aquí puedes obtener más información sobre los recursos de sanación de Saprea.

Sobre el autor/a

Image

Zac Amidan

Director de Mercadotecnia
Zac se incorporó a Saprea a finales de 2021 como director de mercadotecnia. Es un antiguo miembro del Equipo de Esquí de Estados Unidos en el deporte del esquí aéreo, donde compitió en la gira de la Copa del Mundo. Tras su retirada del esquí de competición, Zac asistió a la Universidad de Utah, donde obtuvo una licenciatura en comunicaciones estratégicas y una maestría en gestión deportiva. Antes de llegar a Saprea, Zac trabajó en mercadotecnia con el Departamento de Atletismo de la Universidad de Utah y la Fundación de Esquí y Snowboard de Estados Unidos.

6 Conversaciones Cortas sobre Desarrollo Sexual Saludable para tener con tu Adolescente Mayor

Saprea > Blog > todos los blogs >6 Conversaciones Cortas sobre Desarrollo Sexual Saludable para tener con tu Adolescente Mayor

COMPARTE EN:

6 Conversaciones Cortas sobre Desarrollo Sexual Saludable para tener con tu Adolescente Mayor

6022:full

Un obstáculo para muchos padres a la hora de enseñar a sus hijos sobre el desarrollo sexual saludable es qué enseñar y cuándo. Cada rango de edad es diferente, y la serie «Conversaciones Cortas» está diseñada para ayudarte a enseñar a tus hijos a todas las edades. La adolescencia es igual de importante para enseñar sobre el desarrollo sexual saludable.

Para los adolescentes mayores (de 16 a 18 años), los cambios físicos de la pubertad se han estabilizado y tienen una mayor capacidad de pensar a largo plazo y más abstractamente.

Mientras que sus compañeros todavía juegan un papel importante en su vida, el deseo de conformarse es menos importante para los adolescentes mayores. Esta es también la edad en la que las citas se vuelven más importantes y más emocionalmente conectadas; también hay un mayor deseo físico de interacciones sexuales e intimidad.

A esta edad, si tú no has creado comunicación abierta con tu adolescente mayor, puede ser difícil hablar con ellos sobre cualquier cosa, especialmente el desarrollo sexual saludable. Pero este tema es lo suficientemente importante como para dejar de lado cualquier vacilación e iniciar la conversación sobre los temas a continuación:

01

SALUD SEXUAL 

Ten una discusión abierta con tu hijo adolescente acerca de la anticoncepción y tus valores relacionados con la primera relación sexual. Asegúrate de que comprende todas las implicaciones de tomar tal decisión a esta edad, los peligros del sexo sin protección y las precauciones a tomar en las relaciones si decide ser sexualmente activo. 

02

DROGAS Y ALCOHOL 

Si a tu hijo adolescente no se le ha enseñado sobre los aspectos negativos del consumo de drogas y alcohol, es posible que no esté equipado para tomar la decisión correcta cuando surja esa situación. Ayúdale a entender la conexión entre el consumo de sustancias y las conductas sexuales riesgosas. 

03

IMAGEN CORPORAL SALUDABLE 

Continúa apoyando la autoestima de tu hijo. Elogia a todasu persona. Su belleza, inteligencia y talentos son bastante tenues para ellos en este momento. A medida que miran más hacia el futuro, necesitan recordatorios frecuentes acerca de lo increíbles que son realmente. 

04

RELACIONES, CONSENTIMIENTO Y RESPETO 

Muéstrale y enseña cómo debe ser una relación saludable. Continúa educándolo sobre el consentimiento, tanto para él como para los demás. Enséñale el papel que debe desempeñar el respeto en sus relaciones. 

05

LÍMITES APROPIADOS Y ABUSO SEXUAL 

Empodéralo para establecer límites con las personas en su vida. Habla abiertamente sobre el abuso sexual y lo que debe hacer si ocurre, ha ocurrido, o si está preocupado de que ocurra. 

06

MEDIOS DE COMUNICACIÓN 

Ten discusiones sobre cómo la sexualidad, la imagen corporal y los roles de género son retratados en los medios de comunicación. Incluye una discusión sobre la pornografía y los peligros que pueden venir de ver el sexo y las relaciones a través de ese tipo de medios. 
A medida que tus hijos están creciendo, las conversaciones que tienen con ellos también deben madurar. Permanece abierto y solidario. un espacio seguro para que vengan y expresen inquietudes, preguntas o problemas que están experimentando, sexuales o de otro tipo.